CÓMO SON EL PASTOR Y LA IGLESIA DE PAJA Y HOJARASCA

“Y si sobre este fundamento alguno edificare oro, plata, piedras preciosas, madera, heno, hojarasca,
la obra de cada uno se hará manifiesta; porque el Día la declarará, pues por el fuego será revelada;
y la obra de cada uno cuál sea, el fuego la probará” (1ra Corintios 3:12-13)

La paja (hojarasca) es un tipo prohibido de material usado en la edificación.

La paja nunca traerá sustento para una obra y si fuere usada, fatalmente causará un desastre futuro en la obra.

La paja aparenta volumen pero no tiene peso verdadero.

La paja se quema y produce un fuego alto, pero que luego se apaga.

El tipo de trabajo en la Obra de Dios que parece tener volumen, pero no tiene el “peso de Gloria” es el que vemos en los grandes medios de comunicación y publicidad. Es un trabajo que aparenta grande número pero no hay sustento.

Las personas que están participando de una obra de esta, son numerosas, pero vacías. Ellas son inconstantes y no se firman durante mucho tiempo.

Una iglesia así es como una terminal de autobús: Se llena rápidamente y luego se vacía; pasa un poco de tiempo, y de nuevo está llena, pero de “otras caras”. Nunca son las mismas personas.

¿Por qué?

Porque el problema es el tipo de trabajo hecho, o más bien, el tipo de material usado para hacer el trabajo. Lo cierto es que se está usando paja, luego, la iglesia es pura paja.

La paja se quemará y desaparecerá con el fuego del tiempo y de las pruebas de este mundo.

¿ADÓNDE ESTÁ EL ERROR?

que es evangelio de la prosperidad riqueza ostentacion

“De Dios yo quiero TODO, con Dios, no quiero NADA”

El error comienza de la publicidad que se hace para atraer las personas para un templo.

La publicidad de estas iglesias ilustra Dios como un mero realizador de sueños y deseos. Pero, ¡Dios es mucho más que eso!

Las personas pasan a ver a Dios cómo un medio de alcanzar sus objetivos. Dios NO es un medio, Dios es el fin, es el objetivo que quiero poseer.

Dios pasa a ser visto como una escalera hacia el éxito. Un medio de lograr mis deseos. Las personas, con estas publicidades presentadas, usan a Dios para conseguir sus cosas, Dios es útil para ellas.

Lo que trae a un templo este tipo de publicidad es apenas personas chantajistas que dicen:

“Lo intentaré… ¡hasta haré una apuesta! Si Dios no me da lo que quiero, yo simplemente desaparezco de ahí”.

¿No son estas palabras de puras pajas?

Después de un tiempo, en que desaparece “la multitud” de la iglesia, el pastor culpa el pueblo diciendo:

“!No entiendo porqué este pueblo es tan inconstante! ¿Por qué ellos no quieren nada con Dios? ¿Por qué ellos no se firman? Esta gente nunca fue de Dios!….” (Y sigue diciendo otras maldiciones más).

Es claro que ellos no quieren nada CON Dios, porque ellos quieren apenas todo DE Dios. Y eso porque el pastor así los enseña.

“—De cierto, de cierto os digo que Me buscáis, no porque habéis visto las señales, sino porque comisteis el pan y os saciasteis. Trabajad, no por la comida que perece, sino por la comida que permanece para vida eterna, la cual os dará el Hijo del hombre, porque a Este señaló Dios, el Padre” (Juan 6:26-27)

Estas personas no son salvas. No son cuidadas de la manera correcta. Van a perderse eternamente, muchas multitudes, pero, ¡habrá un responsable de eso! Y el responsable es el líder de aquella iglesia y todos sus subordinados.

PASTORES QUE PRODUCEN PAJA QUEDARÁN PARA LA GRAN TRIBULACIÓN

“Si permanece la obra de alguno que sobreedificó, él recibirá recompensa.
Si la obra de alguno se quema, él sufrirá pérdida, si bien él mismo será salvo, aunque así como por fuego” (1ra Corintios 3:14-15).

La recompensa para un verdadero siervo de Dios será dada apenas si su Obra permanezca. Caso contrario, éste perderá el galardón.

¡El Señor Jesús ejecutará juicio a todos sus siervos y la condición para recibir la recompensa será ésta! Por lo tanto, la cantidad y volumen de trabajo que tenga un obrero de Dios no es más importante que la permanencia y perpetuidad de la Obra que uno realizó. Él puede haber construido grandes “terminales de autobús”, sin embargo, no pasan de meros terminales de autobús que la gente no permaneció.

Como dice la Palabra de Dios arriba, él será “salvo como por fuego”, es decir, será como los que pasarán por el fuego de la Gran Tribulación. Y, si realmente tales pastores y obreros estén vivos en el momento de la Manifestación de Cristo, ellos se quedarán literalmente para la Gran Tribulación. ¡Ésta será tu recompensa y salario por tus labores!

Ya los que trabajan como agrada a Dios, les está prometido:

“Por cuanto has guardado la palabra de Mi paciencia (perseverancia), Yo también te guardaré de la hora de la prueba que ha de venir sobre el Mundo entero para probar a los que habitan sobre la Tierra” (Apocalipsis 3:10)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s