47 – #Pentecostés: Qué significa “Vacío del Espíritu”


¿Qué es estar vacío del Espíritu?

Significa dos cosas dependiendo de lo que se quiere decir:

1- Vacío de la Presencia del Espíritu
2- Vacío de Poder

VACÍO DE LA PRESENCIA DEL ESPÍRITU ES ALGO ALTAMENTE PELIGROSO Y IRREMEDIABLE

Quedar vacío del Espíritu Santo significa perder el Espíritu Santo. ¡Es algo de más peligroso que puede pasar con un cristiano. El caso más conocido de alguien que perdió el Espíritu Santo fue Saúl, el primer rey de Israel:

“El espíritu del Señor se apartó de Saúl, y un espíritu malo de parte del Señor lo atormentaba. Y los criados de Saúl le dijeron: Mira, un espíritu malo de parte de Dios te atormenta” (1ro Samuel 16:14-15).

David, aun muy joven, era llamado para socorrer el rey en estas horas. Y lo que vio David le impactó por toda la vida, a punto de orar muchos años más tarde:

“No me eches de delante de ti, y no quites de mí tu santo Espíritu” (Salmos 51:11)

Para que uno llegue a este punto de perdición, tendrá de bajar una escalera de degradación espiritual:

  • Él entristece el Espíritu: Efésios 4:30
  • Él resiste al Espíritu: Hechos 7:51; Isaías 63:10; Génesis 6:3.
  • Él apaga el Espíritu: 1ra Tesalonicenses 5:19.
  • Él ofende el Espíritu: Hebreos 10:29; Hebreos 6:4-6.

Esta escalera comienza a ser bajada cuando un cristiano rechaza la dirección de Dios y se entrega a los placeres de la carne, cuando él se rehusa a arrepentirse. ¡Eso es el comienzo de la tragedia! Si él no se recupere rápidamente, seguirá bajando hasta no parar más. Ya hemos tratado de eso en anteriores mensajes y sobre cómo recuperar la comunión con Dios.

El Espíritu Santo NO sale inmediatamente de una persona cuando esta cae en una tentación. Él sigue adentro, sin embargo, está contristado. Igual se pasa cuando el cristiano está en la carne, es decir, cuando él está satisfaciendo algún deseo carnal. Si ella persiste en el error, habrá consecuencias cada vez peores.

QUÉ ES ESTAR VACÍO DEL PODER DEL ESPÍRITU

Si ya fuiste bautizado con el Espíritu, a cada vez que cedas a la carne o caigas en una tentación, no apenas el Espíritu Santo estará contristado contigo, sino que te quedas “vacío de Poder”. El poder sobrenatural que viene con el Bautismo en Espíritu simplemente se esfuma.

Pero, va más allá:

¡Quedar vacío del Poder no acontece apenas al caer en tentación o ceder a la carne! Un descuido o relajo en nuestra consagración o entrega a Dios (ver mensaje anterior) es suficiente para que nos quedemos vacíos del Poder. Por eso, puede ser más frecuente que estemos vacíos de Poder, pues cualquier descuido (aunque no sea un pecado) ya podrá dejarnos vacíos. Sin el Poder para servir, para salvar, para testificar. Nuestra oración queda fría y inoperante. Nuestra palabra ineficaz. Nuestras muchas obras son paja. Y nada más vemos de sobrenatural.

Muchos grandes hombres de Dios en el pasado contaban en sus testimonios que habían veces que ellos no sabían porqué “parecía que el Poder se había ido”. Parecía que no había motivos tan serios. Ellos no sabían el porqué. Entonces, inmediatamente se dedicaban a la oración y ayuno de nuevo, o sea, a la consagración, luego veían el Fuego del Poder reavivado.

¡Cómo nos engañamos tantas veces que pensábamos que no haría falta una consagración intensa para que viéramos el Poder de Dios en nuestro ministerio! Muchos aun decían: “Los milagros se dan por la fe, no necesita tanta oración…”. Así que, ¿es por fe o por consagración? ¡Ninguno de los dos! No es por fuerza, ni por poder del hombre, ¡es por el Espíritu de Dios que todo acontece! El que no se consagra, se queda vacío del Poder del Espíritu.

Un ejemplo fue Sansón. Dice la Biblia que:

“Y gritó de nuevo: «¡Sansón, los filisteos sobre ti! ». Sansón despertó de su sueño y pensó: «Esta vez me escaparé como las otras». Pero no sabía que El Señor ya se había apartado de él” (Jueces 16:20)

Sansón había perdido la Fuerza del Espíritu. ¿Por qué? ¡Porque había cortado su consagración y comunión con Dios!

Pero, este no sería el fin, porque también dice::

“Pero el cabello de su cabeza comenzó a crecer después que fue rapado” (vs. 22)

Preocupado que Timoteo no estuviera vacío de Poder, el Apóstol le escribió:

“No descuides el don que hay en ti, que te fue dado mediante profecía con la imposición de las manos del presbiterio” (1ra Timoteo 4:14).

Tiempos después le escribió:

“Por lo cual te aconsejo que avives el fuego del don de Dios que está en ti por la imposición de mis manos. Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio” (2da Timoteo 1:6-7)

ESTE MENSAJE NO TERMINA AQUÍ, LUEGO LES POSTEARÉ SOBRE “LA CONSAGRACIÓN Y EL PODER DE DIOS”, UN TEXTO MÁS COMPLETO Y DETALLADO.¡Dios les bendiga!
Anuncios

Un comentario en “47 – #Pentecostés: Qué significa “Vacío del Espíritu”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s