26 – #Pentecostés: Porqué de los niños es el Reino

Para que entremos en el futuro Reino de Dios, primero tenemos que dejarlo entrar en nosotros. Para que lo conozcamos exteriormente, tenemos que probarlo interiormente. ¿De qué forma? Cómo un niño.

Niño es figura de inocencia, de pureza, de no existir malicia en la mente, es símbolo de dependencia de alguien grande, de fragilidad, de imaginación, de ser crédulo, de alegría sea con mucho o con poco, de humildad, de sencillez, de querer siempre aprender más, es símbolo de amor y que no guarda rencor. Necesitamos tener estos ingredientes para recibir el Reino de Dios hoy, en nuestros corazones, a través del Gobierno del Espíritu Santo.

Recibir es mucho más que dar un consentimiento intelectual. Recibir es abrigar en el corazón sin discutir, sin pensar mucho, sin calcular, es el hecho de recibir un huésped con toda confianza, alegría y calidez. Así debemos recibir en nuestros corazones el Reino.

Hoy, el Reino de Dios, hasta que Cristo vuleva y lo inicie corporalmente en esta Tierra, es el Reino del Espíritu Santo en nuestros corazones. El que se deja gobernar por Él, será feliz y nada le saldrá mal. La relación entre el Reino y el Espíritu es justamente esta. Sin el Espíritu Santo es imposible que Dios esté reinando sobre nosotros.

TODOS LOS MENSAJES DE PENTECOSTÉS EN: http://wp.me/P3feJL-7H

Compártelo con un amigo…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s