Los que se fingen ser convertidos en el Fin tendrán una sorpresa

UNA RESPUESTA NO TAN ESPERADA:

“Le respondió Jesús:

—De cierto, de cierto te digo que el que no nace de nuevo no puede ver el reino de Dios” (Juan 3:3)

Nicodemo vino en la oscuridad de la noche (para que nadie lo identificara) a buscar Jesús.

Sus palabras son de muchos elogios. Hasta reconoció que Jesús era maestro (Le llamó Rabí…), pero no reconocía que era SU maestro (rabino: Mi maestro).

Pero, Jesús ya conocía este tipo de gente: Adoradores que no conocen Al que adoran. “Apapachadores políticos” que esconden sus segundas intenciones. Estar personas son aduladores, o sea, personas que alaba de forma exagerada con otras intenciones: de recibir algo a cambio o sacar ventaja de algo. Entre estos están también aquellos que piensan que consiguen las cosas por medio de dar grandes ofrendas a Dios.

Estas personas nunca entrarán en el Reino de Dios (hablando del Reino actual y espiritual, y hablando del Reino Milenario de Cristo). Y ya que ellas no entran en el Reino, ¿adónde quedan?

Quedan echados fuera: “…Allí será el llanto y el crujir de dientes, cuando veáis a Abraham, a Isaac, a Jacob y a todos los profetas en el Reino de Dios, y vosotros estéis excluidos” (Lucas 13:28).

A lo mejor, te comportas como un hombre del Reino. Hablas como tal. Eres amigo de las personas del Reino. Tienes títulos de quien pertenece al Reino. Pero, en verdad, eres apenas un intruso que luego será puesto fuera de la Boda. Eres apenas un buen actor o actriz del Reino de Dios.

“Si no nazcas de nuevo no entrarás”. ¡Eso es todo! No habrán excepciones. Si no comiences a partir de ahora, reconocer que tu verdadero carácter es disimulado y sucio. Si no pares de burlarte de los demás al conmemorar tus logros de engaño. Si hoy mismo, no entres en profunda tristeza y lamento por tu situación de perdición, estarás tan pronto en el #infierno.

Busca desesperadamente el verdadero arrepentimiento y quebrantamiento delante de Dios. Este Domingo, desnúdate de tus apariencias, bájate de tu pedestal y humíllate ante Dios y Su Pueblo. Reconoce tu miserable estado.

Este es el “precio” de la entrada de todos aquellos que ya entraron.

FUENTE: https://www.facebook.com/mexicocristo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s