El Nuevo Nacimiento viene de un #QUEBRANTAMIENTO

Este es un email que recibí hace unos días. No divulgaré el nombre, pero es una señorita de Argentina que me escribió. En seguida les escribo mi respuesta (a ella ya fue respondido):

“Leí un articulo de usted, sobre la falta de fe y confianza. Me llamo la atención porque debo confesar que a pesar de haber sido Cristiana toda mi vida, en lo mas profundo de mi espíritu sigo dudando del actuar de Dios.

Nací en un hogar cristiano y he tenido muchos éxitos como tantos fracasos que me siento hipócrita de decirme hija de Dios.

Quería pedirle oración pero también un consejo sobre como puedo tener un verdadero encuentro con Dios ya que dudo lo conozca.

Le agradezco su tiempo y oración.

Saludos cordiales.

ESA ES MI RESPUESTA:

No estás lejos de tener este Encuentro, pues la primera señal para ello has dado: Reconocer.

Reconocer su propia debilidad, incapacidad y dolor… Todo eso es lo que nos hace vencer las “mentiras” de nuestro propio corazón engañoso que a veces nos convence que estamos bien. No siempre él nos dice la verdad. Y si nos engañamos no habrá salvación…

¿Sabe cómo tenemos un Encuentro? Por medio de uno de dos medios:
– Arrepentimiento y/o
– Quebrantamiento.

Las personas que se dan cuenta de su pecaminosidad y del peligro que corren, están siendo llevadas a este Encuentro de arrepentimiento como fue la mujer samaritana, Zaqueo, el malhechor en la cruz…

Pero, algunas personas parecen no vivir en pecado, nacieron en un hogar cristiano y recibieron muy buena educación. Ellas nunca se profundizaron tanto en una vida de suciedades, pues desde niños han acudido la casa de Dios y oído la Palabra. O quizá no, pero aun antes de conocer a Cristo no fueron “demasiadas” pecadoras (no sé si me explico bien…). En este caso, que creo que es el tuyo, se necesita un quebrantamiento. ¿Qué es eso? Es un momento que pasamos una crisis emocional muy tremenda debido el vacío que nos damos cuenta que traemos adentro. Somos cristianos, estamos en la iglesia, conocemos todos los himnos, lo que va a decir el pastor, pero, aun así hay un vacío inmenso que nos preguntamos: “¿qué hago aquí? ¡Me siento que no pertenezco a ellos! ¿será que todos se sienten como yo? ¿Por qué este vacío? ¿Por qué no me lleno de alegría? ¿Qué me pasa?”…. Por eso te falta la confianza, la fe, etc.

Dios está trabajando para llegar a tu corazón! Él está permitiendo dificultades y tristezas en tu vida. Tal vez vas a pasar luego (si ya no lo estás) por decepciones con amigos e injusticias. Pero, ¿por qué? ¿Por qué Dios NO te ama? NOOOO… Esto acontece con todos que Él quebranta! La verdad es que Él está preparando tu corazón para este Encuentro. Todo encuentro con Dios es por medio del dolor.

Nuestro corazón se pone más sensible. La lágrimas vendrán. No las detengas. No tengas prisa de terminar tu oración cuando percibas que esta hora ha llegado! Llora hasta la última lágrima. Confiesa toda tu debilidad y insignificancia. Humíllate a los pies de tu Salvador amoroso. Derrámate ante Él. ¡ESO SERÁ TU ENCUENTRO CON DIOS!

Repito, luego eso va a pasar y me lo contarás.
Bendiciones,
P. H.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s