¿Es feo estar débil?

Getsemani

Nuestro Señor estuvo en el Getsemaní

Porque cuando soy débil, entonces soy fuerte (2 Corintios 12:10)

¡El hombre que más confesó su debilidad en el Nuevo Testamento fue justamente el más fuerte! ¿Demagogia? No. Simplemente sinceridad y dependencia de Dios. Este hombre fue el apóstol Pablo.

Las personas generalmente quieren aparentar que están siempre fuertes, pero el hombre de Dios no vive de apariencias. Muchas veces él pasa por situaciones tan difíciles que piensa que no va a aguantar. Justo en estos momentos de debilidad física, emocional o hasta mismo espiritual, él va a su única fuente de fuerza que es el rostro de Cristo. Ahí, contemplando a Dios, a veces sin palabras, apenas con gemidos, él se llena del Poder más que necesario para vencer a todo.

Miestras nos mantenemos en los pedestales de la apariencia y de la apariente fuerza de superhombre, menos Poder del Cielo recibiremos. Solo estaremos contando con la pequeña fuerza de la carne para enfrentar a tantos gigantes exteriores e interiores. Hay que desmoronarse a los pies de Cristo confesando tu total debilidad e impotencia. Hay que confesar ahí tus miedos, tus tentaciones y tus límites, en fin, la palabra exacta es ¡desmoronarse!

Cuando aprendiamos a aparentarse superhombre ciertamente actuábamos con la pura fuera carnal. No se logra eso de otra manera. Los logros humanos parecen tan alabables, pero en verdad son obras de la carne que causan asco en Dios. Lo que logramos con el Brazo del Todopoderoso es eterno e indestructible. No nos causa agotamiento ya que no es logrado con la propia fuerza, sino con la de Dios.

Jesús llamó a los cansados y trabajados diciendo: “¡Yo les aliviaré… Les haré descansar!”. Sin embargo, antes de la gran victoria de Dios por nuestro intermedio, hay el parto de la oración llena de gemidos y gritos, de lágrimas y muchas debilidades. De sudor de sangre.

Doy testimonio que los mayores milagros que vi aconteciendo a lo largo de mi ministerio se dieron en reuniones que yo no tenía ninguna fuerza para comenzarlas. Tomaba el micrófono (cuando tenía) y al mirar a la puerta que salía al altar no tenía condiciones, no sentía valor, una inmensa angustia y disgusto, muchas ganas de llorar de tristeza. Pensaba que era yo que estaba sufriendo más que aquellas personas. Que, a lo mejor, ellas podrían orar por mí. Dudaba, por debilidad humana, que podría hacer aquella reunión pues no tenía ninguna fuerza. Pero entonces, miraba al cielo y no más a los hombres o a mí mismo, tomaba aliento y decía: ¡Que sea como Dios quiera! Derramaba mi vida en lágrimas, no me importaba si alguien escuchase mi oración a Dios, si el pueblo escucharía mi lamento por mi debilidad. Entonces, me erguía y sin nada a perder ministraba la última gota de fe. La más fuerte demostración de Poder.

Volviendo a lo que decía el apóstol Pablo, él nos enseñó que cuándo nos sentimos débiles, es justo el momento más fuerte de nuestras vivas. Estamos a punto de erupción. Estamos a punto de una explosión sin precedentes. Estamos muy cerca de una gran bendición. Este gran hombre de Dios decía que él era el menor de todos los apóstoles, que no merecía ser llamado de esta manera (1 Corintios 15:9).

Helio Giroto Colombe - Getsemani

Ahí estaba yo en Getsemaní, IsraEl

Me atrevo a imitar sus palabras para decir a todos: Igualmente yo, soy el menor de los pastores, ¡el pastorzito! No soy realmente digno de ser llamado de pastor o de lo que sea. Eso lo dejo a los que se juzgan grandes y merecedores, a aquellos que el mundo los considera y les alaba, a los grandes “pastores” mediáticos y glamourosos. Sin embargo, prefiero que las obras de Dios a través de mi pobre vida respondan en mi lugar. “La sabiduría es justificada por sus hijos”, dijo el Señor Jesús.

Si este texto te ha ayudado, compártelo luego…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s