Carta Anónima

Un pastor no era muy querido por las personas de su ciudad por decirles verdades que no les agradaba. Cierta vez, al subir al púlpito, una señora grande de las que vivían allí, desde su lugar, le tiró una bolita de papel. Él pacientemente la abre y estaba escrito apenas una palabra:

“Imbécil”

Entonces el pastor lee el mensaje y dice a todos:

– He recibido durante mi vida muchas cartas anónimas, la mayoría de ellas con texto y sin firma. Pero ¡esa me sorprende! Pues es la primera vez que me envían una carta con firma y sin texto.

20140312-004334.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s