LA GRATUIDAD DEL EVANGELIO

Evangelio GratisEl dueño de la casa eligió el cordero, lo mató, lo preparó y lo puso en la mesa (1). Después dijo:

“¡Que todos coman gratis! ¡Todo está pagado!” (2). Se retiró y dijo que volvería pronto.

Apenas da la espalda y los meseros llaman a los hambrientos de la calle. Les pone ante ellos la magnifica comida, mas les da un precio. Los meseros quisieron enriquecer, tener casas y lujos con un negocio de comida (3).

Los hambrientos no tenían con qué pagar, además les fue dicho que sería muy caro: “Todo tiene un precio”, les decían incansablemente. Entonces, los hambrientos tuvieron que ir a sus casas para conseguir el dinero, regresaron vacíos (4) y mucho se lamentaban por su pobreza (5). ¡Algunos no volvieron nunca más y murieron sin comer! El cordero les salvaría la vida de la muerte (6), pero murieron sin comer (7).

Algunos nobles pudieron pagar la comida, se sentaban como clientes y les gustaba saber que podían comer y otros no.

Al lado de fuera, quedaban los miserables asomados en las ventanas. Hasta que el enemigo viendo que estaban hambrientos, les ofreció una comida más barata, era carne de perro que no podía salvarles de la muerte (8). Ellos creyeron que estaban a salvo y también murieron.

Por fin, vuelve el dueño de la casa y descubre todo que había pasado en su ausencia. Él siente un dolor inmenso por los que murieron sin poder comer el cordero gratuito mientras los meseros se enriquecían (9)…

¿Qué esperas tú que el Dueño hará a los meseros que cobran por lo gratuito?

Gratuidad¡LO ESENCIAL A LA VIDA ES GRATUITO!: EL EVANGELIO.

“… de gracia recibisteis, dad de gracia” (Mateo 10:8).

¿Hasta cuándo los hombres seguirán cobrando lo que es dado por Dios gratis? Mientras haya quien lo quiera pagar.

Tanto el que paga, cuando el que cobra, son culpables. Culpables por distanciar de sus altares a los pobres y miserables. El sobornante y el sobornado son igualmente culpables (10).

Dios a todos observa y ofendido porque hacen de su Mayor Regalo una mercancía, prepara el cálix de severo juicio.

¡Qué Dios tenga misericordia de nuestros días tan crueles! ¡Qué Dios no confunda a nadie antes de juzgar a todos!

Pero, ¿es apenas Cristo gratuito? NO, gracias a Dios:

“El que no escatimó su propio Hijo, pero lo entregó a todos nosotros, ¿cómo no nos dará gratuitamente con Él todas las cosas?” (Romanos 8:32, traducción de los originales y de la versión inglesa King James).

¡Amigo mío, siéntate a la mesa!, no oigas a los meseros que enriquecen con la mesa. Come sin dudas al manjar que Dios te ofrece sin reproches. No tendrás que pagar. Come y llama a otros. ¡El Cordero es Gratis! (11)

Dios te ilumine.

Obs.: SI ESTÁS DE ACUERDO QUE EL EVANGELIO NO PUEDE SER VENDIDO, COMPARTE ESO AHORA EN TU MURO DE FACEBOOK Y EMAIL A TUS AMIGOS.

_____________________________
Evangelio es gratis1- Lucas 14:17, Mateo 22:2-4.
2- Isaías 55:1-2.
3- 1 Timoteo 6:5; Juan 2:15; 2 Pedro 2:3; 2 Corintios 2:17.
4- Jeremías 14:3.
5- Apocalipsis 2:9.
6- Juan 1:29, 36.
7- Lamentaciones 2:19.
8- Hageo 1:6; Génesis 3:7.
9- Mateo 24:45-51; Mateo 25:10-13; Apocalipsis 3:14,17.
10- Isaías 24:2; Jeremías 5:30-31; Deuteronomio 10:17; Hechos 8:20.
11- Santiago 1:5; Apocalipsis 19:9.

Artículo y referencias de Helio Colombe.

Anuncios

Un comentario en “LA GRATUIDAD DEL EVANGELIO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s