Tertuliano y los demonios

Tertuliano es otro de los escritores que tiene bastante que decir acerca de este asunto. Afirma que el poder cristiano para exorcizar es innegable y ampliamente conocido. En el curso de una discusión, en la cual trata de demostrar que tras los dioses paganos hay fuerzas demoníacas, hace el siguiente desafío a sus lectores:

“Hasta aquí ha sido esto una mera cuestión de palabras. Vayamos ahora al caso decisivo, comprobemos ahora que «dioses» y «demonios» son simplemente distintos nombres dados a una misma cosa. Que se lleve ante vuestros tribunales a alguien claramente poseído por los demonios. Conjurado por cualquier cristiano a hablar, ese espíritu confesará ser un demonio y lo hará tan abiertamente como en otros lugares afirmó antes ser un dios”.

Todo esto es a propos del apasionado alegato de Tertuliano para que creyesen en el único y verdadero Dios y lo «adorasen al estilo de nuestra fe y enseñanza cristiana». Si su audiencia pagana está dispuesta a mofarse de Cristo: «¿quién es este Cristo con sus fábulas? ¿Es un hombre ordinario? ¿Es un brujo? ¿Fue un cadáver sustraído de la tumba por sus discípulos?», entonces…

“mofaos cuanto queráis, pero que también se mofen con vosotros los demonios. Que nieguen ellos que Cristo viene a juzgar a toda alma humana … Nieguen ellos que, condenados por su maldad, están destinados a aquel día de juicio. Porque todo el poder y toda autoridad que tenemos sobre ellos surge de nuestra invocación del nombre de Cristo y de hacerles recordar las calamidades con las cuales Dios los amenaza por medio de Cristo el Juez … Temiendo a Cristo en Dios y a Dios en Cristo, quedan sujetos a los siervos de Dios y de Cristo. A nuestra orden salen, angustiados y a regañadientes, de los cuerpos en los cuales se habían introducido. Ante vuestros propios ojos, son expuestos a la vergüenzapública”

Un fragmento de las Constituciones Apostólicas resume bien este punto:

Tales dones nos fueron otorgados a nosotros, los apóstoles, cuando estábamos por empezar la predicación del evangelio a toda criatura, y posteriormente fueron también provistos a aquellos que a través de nuestra mediación habían llegado a la fe; y esto no es para ventaja de quienes los ejercen sino para el convencimiento de los incrédulos, para que aquellos que no son persuadidos por la palabra sean avergonzados por el poder de las señales.

De “La Evangelización en la Iglesia Primitiva”, Michael Green.

CON ESO, PREGUNTO A MIS AMIGOS LECTORES:
¿HA CESADO LOS DONES DE CURA Y MILAGROS DESPUÉS DE LOS APÓSTOLES?

Ve ¿EXISTE EL EXORCISMO EN EL SIGLO XXI?

20121027-194050.jpg

Anuncios

Un comentario en “Tertuliano y los demonios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s