¿ES EL CAER AL PISO ALGO DE DIOS?

Antes de decir qué es el mover del Espíritu, me gustaría hacer una pequeña observación personal de qué NO es un mover del Espíritu Santo: EL CAER AL PISO DICIENDO QUE ES POR EL PODER DE DIOS.

Caer en el Poder de Dios no tiene nada que ver con Dios. No acepto y jamás aceptaré tal cosa en donde predique la Palabra de Dios.

Existe una historia satánica por detrás de eso que la expliqué en otro artículo de este blog. Pero, quiero que el amigo lector reflexione sobre estos versículos:

“La palabra, pues, del SEÑOR les será
mandamiento tras mandamiento,
mandato tras mandato,
renglón tras renglón,
línea tras línea,
un poquito aquí, un poquito allá;
hasta que vayan y caigan de espaldas,
y sean quebrantados, atrapados y aprisionados”
(Isaias 28:13)

En este primer versículo, claramente vemos que el CAER DE ESPALDAS POR EL PODER DE DIOS es para los desobedientes que serán por fin ¡quebrantados, atrapados y aprisionados! Personalmente, yo no quiero eso para mí, tampoco para mi iglesia. ¡ESAS SON PALABRAS DE DIOS!

El otro versículo es:

“Si, pues, toda la iglesia se reúne en un lugar, y todos hablan en lenguas, y entran indoctos o incrédulos, ¿no dirán que estáis locos? Pero si todos profetizan, y entra algún incrédulo o indocto, por todos es convencido, por todos es juzgado; lo oculto de su corazón se hace manifiesto; y así, postrándose sobre el rostro, adorará a Dios, declarando que verdaderamente Dios está entre vosotros” (1 Corintios 14:23-25).

Aquí está lo que inicialmente acontecía en el siglo pasado en Cruzadas Evangelísticas en los Estados Unidos por evangelistas como por ejemplo, Charles Finney. Los que usan engañosamente al nombre de este evangelista para respaldar este falso Caer están defraudando la Fe Cristiana.

Bajo el poder de convicción del pecado, los oyentes de las prédicas sobre el Juicio, sobre la Condenación al infierno, sobre lo que pasaba después de la muerte del impio, etc… Ellos se sentían contrictos al punto de curvarse en oración ante Dios. Sin embargo, eso no era “caer en el Espíritu” que hoy en día se conoce, pero era un hecho VOLUNTARIO de postrarse, rendirse, doblegarse bajo esa convicción de pecado y juicio. Si ellos bajaban hasta el suelo no era como se ve hoy tal como el caer de espaldas hacia trás. ¡OJO! Postrarse es doblegarse hacia delante, a lo mejor al punto de estar boca abajo casi como acostado.

¡Cuándo dice la Palabra de Dios que al nombre de Jesús toda rodilla se doblará significa exactamente eso! Un doblegar ante la Autoridad de Cristo. Un doblegar aunque contra el desejo de muchos, como el caso de los demonios. Pero, en eso, pensemos: ¿Las rodillas se doblegan hacia delante o hacia trás como la de los elefantes? Por lo tanto, aquí y en ninguna otra parte parte se refiere al caer de espaldas.

Las experiencias místicas del Caer de espaldas en el suelo que vemos hoy día NO son voluntarias. Cuando esas personas caen, ellas prueban de inconsciencia y algunas veces son mismo derrumbadas por el que ministra ese “don” extraño. Por esta razón, eso contraria completamente la forma bíblica de hacer culto a Dios, pues lo que el Espíritu Santo dice es:

“Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro CULTO RACIONAL” (Romanos 12:1).

Culto Racional, en griego, ‘Latreya Logikos‘, que significa un culto a Dios de manera conciente, con el uso de razón. Luego, el culto de caer en el suelo está en TOTAL DESACUERDO a esa Palabra. Es un culto falso, y luego, sus promovedores son falsos profetas.

Las personas que les gusta este tipo de cosas místicas son personas que NO están bien espiritualmente. Son personas que están engañadas y aceptan de buen corazón a estas herejías.

En estos últimos tiempos sabemos que para ser un hombre o mujer de Dios de verdad es necesario tener una personalidad firme y no dejarse llevar por lobos o borregos. El verdadero cristiano no puede pactarse con ello. No puede estar ahí ni siquiera por conveniencia o por no querer desagradar. Él tiene que decir “¡anátema!” y salir inmediatamente de esa congregación fallida espiritualmente. Eso para no ser juzgado como cómplice de sus pecados.

En la práctica, los que caen en el piso son los demonios y sus pobres víctimas al ser impactados con con el Poder de Dios. Al que busca a Dios, mil caerán a su lado, diez mil a su diestra, mas él no será tocado.

Dios nos bendiga.
Helio Colombe, desde México DF.

Anuncios

2 comentarios en “¿ES EL CAER AL PISO ALGO DE DIOS?

  1. Estoy totalmente de acuerdo, no creo que caer de espaldas sea agradable a Dios, su palabra dice postrarse no dormirse ni caer de espalda como una tabla. , esto es fingido. Si detallas ninguno s e cae sin saber que tiene a alguien atras que lo atrapara …. en lo personal he sentido la Gloria de Dios en mis alabanzas y lo que no puedo controlar es la alegría, el gozo, y un felicidad y paz que es difícil de explicar, y mi quebranto ha sido por arrodillarme y adorarle sin cesar. Me perdonan los que hacen esto pero nadie puedo adorar a Dios tirado en el piso como inconciente o dormido .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s