Cómo volver al Primer Amor

Esta ha sido la grande duda de muchos “cristianos apagados”. Pero, para que respondamos a esta pregunta, es necesario que sepamos qué es el Primer Amor. El Primer Amor, mencionado por Cristo en Apocalipsis, es un estado espiritual en que el cristiano prueba de una verdadera “luna de miel” con su Señor y lo demuestra con hechos ante sus semejantes. El fruto del Espíritu Santo es evidente: El amor, la paz, la alegría, la bondad, la fidelidad, la mansedumbre, etc. Además, su fe es firme y jamás está confundido o en dudas cuanto a su estado con Dios. Bueno, con el tiempo y el relajo (el descuido), el cristiano(a) va enfriando este amor y su relación con Dios se va transformando en rutina religiosa. Las obras que antes eran hechas con todo amor ahora son hechas de manera mecánica, se vuelven “obligaciones cristianas”. No se permite la alegría, no existe paz interior, la bondad se esfuma y se da lugar a la crueldad, el coraje y enojo vuelven a dominar la persona que actúa de manera descontrolada, principalmente dentro de casa con sus familiares: Pareja, hijos, padres, hermanos, etc. Con eso, el cristiano pasa a vivir una fase de decepción consigo mismo. Él siente el pesa de la culpa y con mucha pena y vergüenza de retractarse, prefiere callarse y seguir frío consigo, con Dios y con todos. ¡Es un estado muy peligroso!

Comunidades Frías son Comunidades Materialistas

Generalmente la persona o el grupo que ha abandonado a su primer amor prefiere evadirse de usar la palabra AMOR. Ellos no viven más el amor en la práctica, y si lo es mencionado, infelizmente luego es burlado y desechado el tema. Por hablar de grupos y comunidades, destaco el hecho de que muchas comunidades donde antes el Primer Amor estaba a la flor de la piel, adonde se hablaba y principalmente se vivía el Amor, hoy día son lugares de completa frialdad y crueldad. ¿El motivo? El cambio de los anhelos: Hoy, en vez de buscar lo espiritual, se busca lo material. Desgraciadamente, las comunidades frías son comunidades materialistas. Que de acuerdo con la parábola del Sembrador que nos enseñó el Señor Jesús, son los que fueron sembrados entre los espinos y que “son ahogados por los afanes y las riquezas y los placeres de la vida” (San Lucas 8:14). ¿Podemos volver al Primer Amor? Nadie vuelve adonde nunca estuvo. Nadie regresa adonde nunca fue. La pregunta que debemos hacernos es: “¿Alguna vez ya vivimos el Primer Amor o nunca tuvimos esta experiencia? ”, pues es muy difícil explicar algo a alguien que nunca lo ha probado. Sin embargo, la solución a los que como dice la Escritura: “dejaron Su Primer Amor” es: Recuerda, por tanto, de dónde has caído, y arrepiéntete, y haz las primeras obras (Apocalipsis 2:5).

Cristianos en la noche de Navidad en Zócalo – México

1)   Recordar: Acuérdate de los tiempos dorados, de cuando vivías en llamas para Dios y de cómo eras usado por Él. 2)   Arrepiéntete: No apenas vivas del pasado. Toma una decisión de arrepentirte ante el Señor reconociendo y confesando sus errores y el de haber abandonado a Tu Primer Amor cambiándolo por otro objeto de tu cariño y devoción. 3)   HAZ LAS PRIMERAS OBRAS: Esto es lo más importante para que haya una cura completa. Debemos volver a practicar lo que antes hacíamos aun con más fuerza. No apenas nos quedemos en sentimientos y lamentaciones, ¡ACTUEMOS YA! Si se sienta algo a respecto o no, que volvamos a hacer lo que antes hacíamos con tanto amor. Luego, se encenderá aun más el fuego divino. ¡Qué Jesús nos bendiga siempre! Lee más sobre ESTADO ESPIRITUAL…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s