LAS PROFECIAS DEL APOCALIPSIS SOBRE LA IGLESIA: 4 – Tiatira

Carta profética a la Iglesia en Tiatira

Si recapitulamos la historia de la Iglesia Cristiana y la comparamos con las 3 primeras cartas de la profecía del Apocalipsis, notamos la tremenda semejanza que existe: Las tres primeras grandes fases que históricamente pasa la Iglesia en los cuatro primeros siglos son: El fin de la era de los apóstoles, la era de los mártires y la era de los favores imperiales. Concordantemente, las tres primeras cartas de la profecía trata de: El fin del primer amor, la iglesia de los mártires y la iglesia mezclada con el espíritu de Balaam.

No hay duda que las 7 cartas del Apocalipsis se refiere a profecías a la Iglesia Cristiana, otra evidencia sobre eso es que en todas las cartas viene la recomendación divina: «El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu [Santo] dice a las iglesias». En ello, está claro que la profecía es direccionada a la Iglesia y sobre la Iglesia.

La próxima carta lógicamente trata del tiempo subsecuente al tiempo en que se acaba la persecución a la Iglesia y el Imperio Romano la favorece. Comenzaba la edad media, la era adonde la Iglesia Católica dominaba soberanamente al mundo.

18 »Escribe al ángel de la iglesia en Tiatira: »“El Hijo de Dios, el que tiene ojos como llama de fuego y pies semejantes al bronce pulido, dice esto: 19 »`Yo conozco tus obras, tu amor, tu fe, tu servicio, tu perseverancia y que tus obras postreras son superiores a las primeras. 20 Pero tengo contra ti que toleras que esa mujer Jezabel, que se dice profetisa, enseñe y seduzca a mis siervos para fornicar y para comer cosas sacrificadas a los ídolos. 21 Yo le he dado tiempo para que se arrepienta, pero no quiere arrepentirse de su fornicación. 22 Por tanto, yo la arrojo en cama; y en gran tribulación a los que adulteran con ella, si no se arrepienten de las obras de ella. 23 A sus hijos heriré de muerte y todas las iglesias sabrán que yo soy el que escudriña la mente y el corazón. Os daré a cada uno según vuestras obras. 24 Pero a los demás que están en Tiatira, a cuantos no tienen esa doctrina y no han conocido lo que ellos llaman `las profundidades de Satanás’, yo os digo: No os impongo otra carga; 25 pero lo que tenéis, retenedlo hasta que yo venga. 26 Al vencedor que guarde mis obras hasta el fin, yo le daré autoridad sobre las naciones; 27 las regirá con vara de hierro y serán quebradas como un vaso de alfarero; como yo también la he recibido de mi Padre. 28 Y le daré la estrella de la mañana. 29 El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias’ ”.

Curiosamente es la carta más grande y representa el periodo más grande de la historia de la Iglesia Cristiana: La Era de la Oscuridad, entre los años 500 hasta 1500. En esta carta, Jesús se identifica como el que tiene ojos de fuego, o sea, es el que ve a todo aunque todo esté oculto.

Fue exactamente en esta época (606) que surge el papismo: Doctrina que enseña que hay que haber el Vicario de Cristo, el Obispo Universal, el papa. Que tendría que ser el obispo de Roma. El poder que tenía el papa y la Iglesia Católica era más grande que todos los reinos del mundo que había. Además, su riqueza superaba a los de muchos otros, ya que con la venta de las Indulgencias (1184) y con la campaña asesina por la conquista de Jerusalén (las Cruzadas, a partir de 1095) la iglesia romana había enriquecido de manera ostentosa. Ella dominaba a pueblos, a reyes, y a todo el mundo de la época.

Además de rica, la Iglesia se había vuelto temida. Pues en este periodo de tinieblas, se inicia la Inquisición. Cuando esta que era la única iglesia que había, ordena y ejecuta la tortura de millones de personas, matándoles en las hogueras y de las formas más horribles que un ser humano puede imaginar. Todo en «nombre de Dios».

Es justo sobre eso que nos enseña la carta a la iglesia de Tiatira. Cristo la reprende severamente por estar dominada por el poder de una mujer llamada Jezabel, que además de tener un poder religioso en Tiatira (era profetiza), era también prostituta, o sea, una mujer que había perdido la pureza (virginidad) y se vendía a cambio de favores. Es decir, Jezabel, en la profecía, representa una autoridad religiosa dominante que se había vendido y que introducía la idolatría en la Iglesia.

Tanto en esta carta, como en la anterior, está claro que Iglesia y los ídolos no pueden coexistir. Jesús no acepta ninguna forma de imágenes en su Iglesia. Así, pues, les pregunto: ¿Cuál es la única institución que se denomina iglesia que acepta las imágenes? Además, ¿cuál fue la única iglesia que existió entre los años 500 a 1500? No es difícil deducir que es la Iglesia Romana.

¿Por qué en el Apocalipsis vuelve aparecer el nombre Jezabel?

Porque el en Antiguo Testamento (ver 1ro Reyes 16:31-33), Jezabel, fue la mujer que hizo alianza con el Rey Acab y lo indujo a la idolatría. Acab, era un rey que antes temía a Dios, pero se dejó llevar por esta mujer que lo influye a adorar estatuas, y en especial a la diosa Asera, una imagen de una mujer cargaba a un niño-dios llamado Baal.

Jezabel, en el Nuevo Testamento es el Imperio Romano que acaba cerca del año … y que se transforma en Iglesia. Por eso, Jesús dice: «esta mujer que SE DICE profetisa». En el fin del Apocalipsis, Jezabel crece y se vuelve Babilonia, la madre de las rameras asesinas.

LA GRAN AMENAZA DE CRISTO EN LAS SIETE CARTAS

Contaminados con la Peste Bubónica reciben la Última «Bendición»

La amenaza que Cristo hace a Jezabel es horrible. Él da tiempo para que esta se arrepintiera, pero ella no quiere arrepentirse. Por ello, Él dice: «…la arrojo de cama… y a sus hijos heriré de muerte». Es la peor de las profecías en el tiempo de la Iglesia Cristiana. Una plaga mortal que evidencia la profecía.

¿Sabía usted que justo en la Edad Media Europa fue atacada por la enfermedad más catastrófica que el mundo conoció?

“Coincidentemente”, no hubo en toda historia una plaga tan rápida y mortal como la que asoló el mundo, especialmente Europa en la edad Media. Documentos dicen que ¡la población mundial se redujo de 450 millones de personas para 350 ó 375 millones! Seguramente la peste bubónica, o peste negra, mató por lo menos 75 millones de personas. Comparada con el SIDA que mató hasta hoy 25 millones, la peste negra fue la más temible de toda historia. (***) La profecía estaba siendo cumplida.

Doy testimonio en este blog que, en el año 2009, estaba en una obra misionera en Oaxaca. ¡Justo el lugar inicial en que se esparcía para el mundo los supuestos brotes de la Influenza Porcina! No sabía que hacer ante todo aquel alboroto. Las personas estaban perdidas y sin orientación. La pandemia asustaba más que un grande sismo que en el mismo periodo aquel Estado sufría. Las noticias que se daban a través de periódicos y noticieros eran alarmantes. México estaba literalmente inmóvil. Bueno, me tocaba apenas preguntar a Dios qué significaba aquella situación.

La Peste Negra, mucho más que el SIDA, mató a 75 millones de personas

En medio a toda aquella desesperación, Dios me acuerda de esta palabra en oración: “Pero a los demás que están en Tiatira, a cuantos no tienen esa doctrina y no han conocido lo que ellos llaman `las profundidades de Satanás’, yo os digo: No os impongo otra carga. ¡El versículo que me vino al corazón fue exactamente este! No debería temer por la gente, pues ¡no habría otra carga! La carga que había sido puesta sobre Jezabel y sus hijos en la Edad Media ya había sido la última para la Iglesia Cristiana. Las demás plagas contemporáneas, como el SIDA, no afectarían al Pueblo de Dios. Todas las demás enfermedades y pestes estarían amarradas hasta el comienzo del Tiempo del Fin, cuando el Rebaño de Cristo habría de ser sacado del mundo. Las supuestas pestes que surgirían jamás podrían afectar a la Iglesia.

¡Fue una de las experiencias más fuertes que tuve en mi trabajo para Dios! Realmente aprendí que sirviendo a nuestro Señor y dependiendo únicamente de Él, estaremos bajo las Alas Protectoras de Dios. ¡No habrá a qué temer!

_____________________

(***) Fuentes: Austin Alchon, Suzanne (2003). A pest in the land: new world epidemics in a global perspective. University of New Mexico Press. p. 21. ISBN 0826328717.

http://books.google.com/books?id=YiHHnV08ebkC&pg=PA21&dq#v=onepage&q&f=false

«Historical Estimates of World Population». Census.gov. Retrieved 2008-11-03.

http://en.wikipedia.org/wiki/Black_Death

http://en.wikipedia.org/wiki/Bubonic_plague

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.