¿Es un premio el Espíritu Santo?

Dios es un Dios que recompensa. Eso es un hecho. Sin embargo, quiero escribirles hoy de la diferencia que hay entre una recompensa y un don.

Recompensa es lo que recibimos a cambio de algo que hicimos. Pero el don es algo que recibimos gratuitamente, o más bien, graciosamente, es decir, sin merecer.

Cuándo un hijo pide un pan a su padre, lo hace pues está hambriento. Por más cruel que este hombre sea, ¿negaría a su niño lo de comer? ¡Por supuesto que NO! ¿Qué es que el hijo debería dar a cambio del pan? ¡NADA! Pero, si el quiere una bicicleta, tal vez tendría que cumplir antes con algunas exigencias…

El Señor Jesús dice que de igual modo Dios dará el Espíritu Santo. ¿Por qué? Porque el Espíritu Santo es un DON y no una recompensa. Así también pasa con la salvación eterna, que diferentemente del galardón que es conquistado por las obras cristianas, esta es ofrecida graciosamente a todos no importando lo que hicieron antes de aceptarla.

El Espíritu Santo y la Salvación NO son premios que uno recibe por su buen comportamiento o por sus hechos aprobados. Si los vemos de esta manera, estaremos perdiendo el sentido y comprensión sobre qué significa realmente la gracia de Dios. Y eso sería una tragedia espiritual, pues el supuesto salvo creerá que por sus méritos lo alcanzó. Él lo mereció. Dios le es deudor. Y sabemos que no es así que funciona la Justicia de Dios para la Salvación.

Al recibir la salvación y el Espíritu Santo como dones inmerecidos, nos sentimos eternamente agradecidos a Dios y deudores de Él. Sabremos que Él nos aceptó y perdonó sin que mereciéramos NADA, aunque pensábamos que ya no había más salvación. Esta será la marca producida por Dios en nuestros corazones que jamás se borrará.

Ya la persona que supuestamente dice que haya recibido su Salvación o el Espíritu Santo por algo que tuvo que hacer antes, ella será una falsa cristiana. A causa de una mentira fue convencida que ya está bien por siempre. Lo que es el mayor engaño. Su eternidad estará comprometida porque ¿quién la convencerá que su salvación o su “Espíritu Santo” son falsos?

Por esta razón el Apóstol Pedro dijo a un hombre: “Tu dinero perezca contigo, porque has pensado que el don de Dios se obtiene con dinero” (Hechos 8:20). Pedro hablaba exactamente del Espíritu Santo, y no de una conquista que se alcanza por recompensa.

Que cada quien conserve a su propia fe sin olvidarse que nadie está a cima de la Palabra de Dios.

Lee también a: ¿Qué es tener FE en Dios?

Anuncios

4 comentarios en “¿Es un premio el Espíritu Santo?

  1. Pingback: “Índice” de todos los posts « Blog de Helio Colombe

  2. ..Hermanos Para celebrar dignamente estos sagrados misterios reconozcamos nuestros pecados…Yo confieso ante Dios todopoderoso y ante ustedes hermanos que he pecado mucho de pensamiento palabra obra y omisi n. Por eso ruego a santa Mar a siempre Virgen a los ngeles a los santos y a ustedes hermanos que intercedan por m ante Dios nuestro Se or…Dios todopoderoso tenga misericordia de nosotros perdone nuestros pecados y nos lleve a la vida eterna..Am n….

  3. Yo estoy de acuerdo con el pastor helio la salvacion y el espiritu son un don y ahora mi pregunta es que se necesita para recibir el espiritu???

  4. es muy cierto esto de “el espiritu santo es un premio” se porque helio colombe lo edito comparto su opinion pues yo tampoco estoy de acuerdo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s