PODEMOS SALVAR CON UN ELOGIO SINCERO

¿Si acuerdan del post “Palabras que Levantan X Palabras que Tumban”?, ahora bien, quiero contarles una pequeña ilustración que no es nada de aburrida, pero poniendo atención, verán que tan maravilloso es este aprendizaje que tuve en mi carrera:

EL SECRETO DE LA RECETA DE ARROZ DE CHAVELITA

En un pueblito muy retirado de las grandes metrópolis del mundo, vivía una pareja muy grande que estaba feliz por un grande suceso que iba a pasar: Las bodas de su hija, la hermosa Isabela, apodada cariñosamente de Chavelita.

¡Pero había un problema en esta familia! La mamá de Chavelita era una señora muy triste, que en su semblante se veía las arrugas de un amargura muy antigua. Amargura que vino con los años a causa de su marido, el más berrinchudo de los hombres del pueblito, un bigotón machista que pensaba que mujer era una especie de sirvienta hogareña, sexual y generadora de muchos hijos.

Tal hombre siempre reclamaba y la humillaba con palabras ante los ojos de todos, hasta mismo en la primera vez que el novio de Chavelita vino a comer en su casa. El bigotón ponía defecto en todo que hacía su mujer, la mamá de Chavelita. Era un hombre extremadamente crítico y rudo con sus semejantes. Y lo peor que decía era poner defectos en la comida que su esposa hacía. Antes la hacía con amor, ahora era por obligación.

En la hora de la comida, un silencio inhibidor, y el bigotón rompe el silencio para decir sus tonterías de nuevo:

–       ¡Este arroz está horrible!, ¡sabe a comida de perro!

Pero su esposa ya no importaba pues tales “palabras motivantes” eran constantes.

–       Espero que Chavelita no cocines tal como su mamá. Completa el berrinchudo al novio de la bella muchacha.

Y en este clima horrible de constreñimiento, todos se despiden.

Pasa el tiempo, Chavelita por fin se casa muy feliz, la mamá en la iglesia lloraba acordándose de su tiempo de soltera y preocupada con el futuro de su hija, el bigotón como siempre quiere hacer sus consideraciones en la iglesia con aquella cara de siempre, de un viejo huevón moralista.

Se pasa aun más tiempo y la pareja de felices recién casados vuelve a visitar a la pareja más melancólica del pueblito.

¡La primera pregunta del papá bigotón era justo sobre comida!

-¿Qué tal el arroz de Chavelita? ¿Es tan mal como el de su mamá?

-¡No, es maravilloso!, responde el recién casado.

Inconforme con la respuesta el viejo piensa que era ironía o mentira del chavo:

-¡No puede ser! ¡Chavelita nunca cocinó bien, tal como su madre! ¿Con quién aprendiste hacer el arroz?

La muchacha siempre sonriente responde al papá:

-¡He aprendido con mi marido, papá! El me ha enseñado que el sazón más poderoso para una buena comida no son las CRÍTICAS, sino los ELOGIOS.

CONCLUSIÓN[ES]:

  1. UN ESPÍRITU CRÍTICO NUNCA AYUDARÁ EN NADA A LOS QUE VIVEN SIENDO CRITICADOS.
  2. LA AMARGURA Y DESCONFIANZA BROTAN DEL CORAZÓN DE ALGUIÉN QUE SIEMPRE CONVIVIÓ CON REPROCHES Y REGAÑONES.
  3. TODA PERSONA TIENE UNA VIRTUD, UN PUNTO FUERTE, UN TALENTO, UNA BELLEZA QUE DEBE SER CULTIVADA CON SABIDURÍA.
  4. LO MÁS IMPORTANTE: ¡TODA PERSONA ELOGIADA PUEDE SER MEJORADA!

EN FIN, USEMOS AL SAZÓN QUE CHAVELITA RECEBÍA DE SU JOVEN MARIDO PARA QUE TODOS A NUESTRO ENTORNO SEAN SIEMPRE MEJORES Y DEN LO MEJOR DE SÍ.

TODO ESO SE REFIERE A ELOGIAR Y SABER CONVIVIR CON PERSONAS QUE ESTÁN EN EL MISMO NIVEL O SUPUESTAMENTE EN UN NIVEL “INFERIOR” AL TUYO. PUES ELOGIAR A QUIEN ESTÁ POR EN CIMA Y QUE PUEDE OFRECER ALGO ES FACIL. ESO ES LA POLÍTICA DE LOS LAMBISCONES.

Así enseñó “la persona” que más supo amar:

“Porque si amáis a los que os aman, ¿qué recompensa tenéis? ¿No hacen también lo mismo los recaudadores de impuestos? Y si saludáis solamente a vuestros hermanos, ¿qué hacéis más que otros? ¿No hacen también lo mismo los gentiles?”

(Jesucristo, el Evangelio según San Mateo 5:46-57)

Anuncios

Un comentario en “PODEMOS SALVAR CON UN ELOGIO SINCERO

  1. Pingback: “Índice” de todos los posts « Blog de Helio Colombe

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s