LA ORACIÓN ES LA FUERZA DEL HOMBRE Y LA DEBILIDAD DE DIOS

1 Esto me mostró el Señor DIOS: He aquí, El formaba enjambre de langostas cuando comenzaba a brotar la cosecha de primavera. Y he aquí, la cosecha de primavera era después de la siega del rey.

2 Y sucedió que cuando habían terminado de devorar la hierba de la tierra, yo dije:
Señor DIOS, perdona, te ruego.
¿Cómo podrá resistir Jacob
si es tan pequeño?


3 Se apiadó el SEÑOR de esto:
No sucederá–dijo el SEÑOR.


4 Esto me mostró el Señor DIOS: he aquí, el Señor DIOS llamaba para juzgarlos con fuego, y consumió el gran abismo y empezó a consumir el campo.


5 Entonces dije:
Señor DIOS, cesa, te ruego.
¿Cómo podrá resistir Jacob
si es tan pequeño?


6 Se apiadó el SEÑOR de esto:
Esto tampoco sucederá–dijo el Señor DIOS.
(AMÓS CAP. 7)

¡Dios nunca resistirá a un hombre o mujer de rodillas!

¿Cómo no acordarse del rei Ezequias que al saber de su enfermedad mortal lloró ante Dios para que se apiadara de él, y así fue?

El corazón del Creador se quebranta, se ablanda al ver su criatura rogándole misericórdia.

¡Quizá seas tú la persona más miserable y desesperada de este mundo! Has lamentado y comentado tus desdichas con personas, que a veces no te hacen caso. Vives murmurando sobre tus penas y agobios contigo mismo. Pero todo eso NO es ORAR. Si tú empiezes a orar, descubrirás que hay un Dios verdadero que está mas cerca de lo que puedas imaginar. Podrás mucho con poco. Tus cargas serán aligeradas.

Orar es dirigirse a Dios, es desahogarse con Él, es llorar ante Su presencia. Orar es poner afuera lo que está adentro con toda fe y sinceridad. Es hablar sin rodeos con aquel que sabe lo que pasa con cada uno de nosotros.

Pero, si Él sabe de mis necesidades, ¿por qué ya no las atiende? ¿Por qué hace falta que ore?

Imagina si Dios nos diera todo que quisiéramos sin necesidad de pedírselo nada. Solo en pensar en un deseo, el pronto se realizara.

Las cosas estarian invertidas, pues Dios se haría siervo y nosotros señores de Él. Además, ¿qué clase de PADRE tu evaluarias a un dios de ese tipo? ¿Estaría siendo Dios un buen padre? Y por fin,  ¿cómo Lo vería la gente? ¿un Dios que debemos servir y buscar conocerlo, hacer su Voluntad y esfozarse por alcanzar su gracia o apenas Lo tendrían como un grande realizador de sueños?

Dios, al requerer nuestras oraciones, Él quiere enseñarnos que debemos buscar una alianza con Él para alcanzar lo que sea. Nada podemos hacer sin Él. Y la persona que NO suplica a los pies de Dios constantemente es porque PIENSA que lo puede alcanzar por si sola. La oración fortalece nuestra unión com Él. Nos hace amigos suyos. Nos revela su intimidad. Es ahí que aprendemos los grandes secretos de Dios…

A continuación: ¿Con quién podemos aprender a orar?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s